Blog

Mascotas y niños

niños y mascotasNo es un secreto que las mascotas aportan beneficios psicológicos tanto a los niños como a los adultos. Si tienes niños en casa, una mascota será el mejor de sus compañeros; siempre estará junto al niño a pesar de sus condiciones y circunstancias físicas, psicológicas o sociales, las mascotas no juzgan, solo ofrecen su amor y aceptan a aquel que se lo quiera dar.

Una mascota es el modo perfecto de enseñar al niño a ser responsable, puedes pedirle que se encargue de distintas responsabilidades en función de su edad, por ejemplo, si tiene más de 6 años puede encargarse de darle de comer, vigilar que tenga el agua siempre limpia; si es mayor, puede pasear al perro, cambiarle la arena del gato, o limpiar la jaula del hamster.

Hay muchos estudios que demuestran que los niños con mascotas desarrollan una mejor autoestima y un mejor autoconcepto, ya que son capaces de cuidar a su mascota, dar y recibir cariño incondicional, etc.

Una mascota puede ayudar a un niño, en edad escolar, en un proceso de duelo o separación ofreciéndole una vía de escape.

Pero no hay que tratar a las mascotas como meros instrumentos, dado que son seres vivos con sentimientos, por lo que hay que tenerlos en cuenta y cuidarlos como se merecen. El niño debe comprender que las mascotas también sienten dolor y tristeza, y que hay que tratarlos con respeto y cariño.

Si por el contrario se trata de un niño muy pequeño, el perro (en este caso) deberá ser el adulto, dado que el comportamiento del bebé es imprevisible. Si tu perro no te obedece, debes entrenarlo antes de que llegue el bebé. Si se trata de un macho no castrado, es un buen momento para plantearte hacerlo, ya que esto lo calmará bastante y se comportará mejor.

Si tu mascota es un gato, algunas de las ideas anteriores también te sirven pero te resultará muy difícil entrenarle para que no acceda a determinadas habitaciones. Los gatos pueden entrar sin ninguna dificultad en la habitación del bebé y escalar la cuna por lo que se recomienda utilizar una red específica para cubrirla.
Si tu gato duerme contigo, no intentes acostar al bebé en tu cama si está en la habitación.

mascotas para niños

Evita siempre mantener la comida y el agua al alcance de tu bebé, a los niños les encanta jugar con ellos, y no solo lo ensuciarán todo, sino que también puede provocarle celos a tu mascota.

Debes intentar que tanto tu hijo como tu mascota desarrollen una buena relación, con pocos problemas; pero para ello deberás ser perseverante durante un tiempo hasta que todos lleguen a encontrarse cómodos, entonces será cuando podrás disfrutar de un hogar.

Relaciones entre el niño y la mascota según la edad:

- Si en niño tiene entre 2 y 3 años verá a la mascota como un igual, será su compañero de juegos. Es capaz de entender sus necesidades (comer, jugar, dormir) y se identifica con ellas. La mascota presenta un rol relajante y afectivo.

- En niños de entre 4 y 12 años, con la escolarización, encontrará en su mascota un compañero con el que desahogarse y jugar.

- Durante la Pre y Adolescencia el niño rompe el diálogo con sus padres para independizarse y sentirse más autónomo. Es en este punto, cuando la mascota pasa a ser su confidente, además de ser el nexo de unión entre la familia.

Artículos, Bebé, Consejos, Embarazo, Maternidad, Para ellos (Hombres), Para nosotras (Mujeres), Psicología / Test, , , ,

Deja un Comentario